O… como a mi me gusta más El médico de mi hij@ 2.0

En junio del 2012 buscando por Internet me tope con un artículo excepcional en el Huffington Post “No faltan pediatras, sobran pacientes” firmado por Jesús Martínez Álvarez.  En su artículo ponía palabras a pensamientos que desde hacía tiempo rondaban por mi cabeza, así que seguí investigando quién era ese pediatra que insistía en la utopía y que les daba un toque a esos padres que parecían perder el “poder”.

Jesús Martínez empezó como pediatra rural en la década de los 80 y desde el 2010 trabaja para el Servicio Madrileño de Salud en el centro de Atención Primaria de Paracuellos del Jarama, pero lo que hace excepcional a Jesús es la creación de un sello propio en Internet (o cómo él dice “su marca”) “El médico de mi hijo” primero como creador de un magnífico blog y meses más tarde como fundador y administrador del grupo de Facebook “El médico de mi hij@ 2.0” que hasta la fecha, cuenta con más de 19.000 miembros y en el que tengo el placer de colaborar desde finales del 2012.

Hace unos meses nos sorprendió con una grata noticia, la publicación de su primer libro que, conociéndole no podía titularse de otro modo, “El médico de mi hijo” Colección El Arte de Ser Padres de Ediciones Planeta

Con un lenguaje sencillo, directo, a veces irónico, en el que más parece que habla el padre que no el pediatra, repasa los temas más frecuentes de la infancia (la fiebre, las vacunas, la alimentación, el sueño, las alergias, el cuidado de la piel…) que son de reiterada consulta en padres primerizos y no tan primerizos.

Jesús Martínez tiene varias obsesiones que comparto.  La primera y más importante dar la voz a los padres, “padres sabios” les llama.  La segunda un concepto que cada vez está más presente en la Red y que a los profesionales que creemos en el valor de la comunicación de calidad en Internet como canal de llegar a tod@s nos preocupa, la infotoxicación.

Cómo le decía personalmente (vía online) hace unos días GRACIAS, gracias por poner un poquito de sentido común en esta sociedad  sinsentido que crece día a día, gracias por creer en la sabiduría de los padres, yo no me canso de decirles la maravillosa aventura que es la maternidad/paternidad y que no hace falta ningún manual, sólo escuchar al corazón y seguir la intuición.  Gracias Jesús por compartir tus obsesiones y apostar por la información de calidad, aquella que explica lo que hay y lo que no hay que como bien dices en el prólogo de tu libro “No todo tiene solución…, o no todo la necesita.”