TRATAMIENTO AMOROSO DEDIL, un método eficaz para dejar de morderse las uñas.

Que los peques dejen de morderse las uñas siempre resulta una batalla difícil de ganar. Artilugios como guantes, líquido repele dientes o chantajes del tipo “si las dejas de morder te compraré…” son, han sido y serán los métodos más utilizados pero, con éxito escaso. La conducta de morderse las uñas es compleja y una de las dificultades de comportamiento infantil más consultadas por las familias.

Morderse las uñas es una conducta habitual que comienza en la infancia. Forma parte de la adquisición de hábitos no adecuados que se utilizan como recurso ante los propios estados de ansiedad infantil. Si esa conducta ha ido a más y además de morderse las uñas se rasca las pieles, al hábito se añade otra situación que agrava el problema, al rascarse la piel muerta. Ésta se endurece y molesta por lo que necesita rascarse más y más hasta convertirse en un círculo vicioso. De ahí la dificultad del tratamiento. Aunque desde la psicología sabemos que en dicha conducta hay un componente de ansiedad que precisa atención. Y, parte de esa atención puede darse con recursos alternativos que se ofrezcan con asiduidad.

No siempre la crianza de los hijos es sencilla y la adquisición de hábitos saludables fácil, por eso desde KASH-LUMN Family Care nos gusta darte recursos psicológicos que ayuden a fomentar la salud emocional y hacer de la crianza una aventura apasionante. Para esta situación, te recomendamos dos líneas de actuación. Y lo hacemos proponiéndote uno de los recursos psicológicos que solemos utilizar en nuestro modelo de intervención.

DOS LÍNEAS DE ACTUACIÓN:

a) Averiguar qué produce esa ansiedad y resolverla.

b) Mejorar el estado de la piel de sus dedos para evitar que se rasque.

Ambas, se pueden conseguir con un pequeño ejercicio que debe hacerse cada noche antes de ir a dormir: los 5 minutos de mimitos dediles. ¿Quieres saber en qué consisten? Presta atención a las siguientes instrucciones de uso del prospecto.

“Los 5 minutos de Mimitos Dediles”


Descripción:

El TRATAMIENTO AMOROSO DEDIL es un remedio eficaz para dejar de morderse las uñas. Antes de seguir leyendo hay que saber que si el hábito está instaurado hace tiempo, va a requerir altas dosis de paciencia y constancia para acabar con él. Con este ejercicio, además de hidratar los dedos y uñas de tu peque para reparar la piel, le estarás proporcionando 5 minutos de relajación y diálogo para trabajar aquellos conflictos que le hallan producido ansiedad durante el día. Si eres constante y lo hacéis cada noche, en unas 3 semanas debería mejorar y el hábito ir a menos. Este tratamiento no tiene contraindicaciones y sí un potente efecto secundario: logra que dispongáis de un espacio en el que poder compartir dificultades de manera tranquila.

Composición:

  • Crema de manos, no hace falta ninguna especial, la que haya en casa sirve. Sí es importante que sea muy hidratante y algo pringosa para que dificulte el rascarse. Mejor si la presentación es en caja ya que así la podemos decorar para dar un aspecto más especial que se asemeje a una “pócima mágica”
  • Las palabras mágicas para el ritual han de ser de vuestra propia invención y adaptadas a la edad del peque, seguro que puedes utilizar alguna de las que dicen sus dibujos animados preferidos u otras qué sean habituales en vuestro hogar. A falta de inspiración siempre se puede utilizar el “sana, sana, si no se cura hoy se curará mañana” o el que suelo utilizar yo “crema, cremita para los dedos de mi ranita, magia potagia que se curen de manera rapidita

Condiciones previas:

  • Asegurarse de que las uñas estén bien cortadas para evitar lo más posible que se las destrocen con la boca. Si es necesario repasarlas cada noche.
  • Elegir un lugar tranquilo y con poca luz en el que reine la comodidad y el bienestar, puede ser la cama o un lugar especial. Siempre ha de ser el mismo para que se cree un ritual que favorecerá los beneficios.
  • Se pueden tener a mano otros recursos para utilizar una vez acabemos y que les tengan las manos ocupadas (algún muñeco o manteniendo nuestras propias manos mientras susurramos alguna canción que también le ayude a dormir).

Indicaciones paso a paso de cómo proceder:

  • Empezar por las palabras mágicas (siempre han de ser las mismas) para que se cree la magia.
  • A continuación se coge un poco de crema y se pone en el dorso de cada una de las manos del peque. Después, se coge un poco de crema de cada mano y se va poniendo encima de cada uña extendiéndola por las cunículas mientras cuentas los dedos. Primero una mano 1, 2, 3, 4 y 5, luego la otra 1, 2, 3, 4 y 5. Se puede ir tatareando aquello de los  “5 deditos tiene mi niño/a, este te da pan, este te da leche, este mantequilla, este se lo guarda y el gordo se lo come todo“.
  • Hecho lo anterior, ya es el momento de ir masajeando dedo por dedo (de abajo hasta arriba) primero los de una mano y luego los de la otra. Será el momento de preguntar por cómo ha ido el día o, si ya habéis comentado las cosas que han pasado, el momento de hablar sobre algún conflicto que haya surgido, buscando la manera de resolverlo o de qué no vuelva a ocurrir.
  • No hay que dejar de masajear en ningún momento ya que el masaje en sí, va a ayudar a qué las palabras se puedan utilizar de manera más tranquila. Repetir el masaje de cada dedo tantas veces como sea necesario.
  • Acabar con un masaje final a cada mano, empezando por la palma en la que presionarás con el pulgar la zona central. Si te has quedado sin crema, úntate con una nueva porción tus manos para que puedas embadurnar bien las de tu peque.

Efectos adversos:

  • Ninguno, todos son efectos positivos.

Precauciones durante el Embarazo y la Lactancia:

  • Incidir más en el proceso ya que quizás si estás embarazada o estás amamantando a un nuevo bebe, ésas pueden ser parte de las causas de la ansiedad que hace que se muerda las uñas.

Saltarse una toma:

  • Es importante mantener el tratamiento hasta conseguir los resultados deseados y no desistir en el intento.
  • Si se salta alguna toma debe pedirse disculpas y tratar de que no vuelva a suceder.

Uso en adultos:

  • Favorecen la comunicación y la ternura. Altamente recomendable.

Espero que sea de vuestro interés. Y se agradecen comentarios y experiencias de uso. Si necesitas saber más del modelo de intervención de KASH-LUMN Family Care puedes visitar nuestra Home o enviarnos tu consulta.