Con este título, ofrecemos charlas a familias que quieren saber un poquito más del mundo emocional de sus hijos, de su crianza y sobre todo de cómo responder adecuadamente a sus comportamientos.

Siempre es un placer contar con papás y mamás recientes y algunos a puntito de serlo y dialogar sobre las emociones infantiles y sobre cómo actuar ante aquellos comportamientos difíciles que bloquean y no nos permiten que el oficio de ser padre, la crianza sea una apasionante aventura.

Para KASH-LUMN Famly Care es esencial que la crianza de los hijos se realice desde la salud emocional infantil con lo que conlleva cuidar y acompañar el proceso natural del desarrollo que todo bebé precisa.

Aquí tenéis un resumen de lo que hablamos en  nuestras charlas y talleres:

Para disfrutar de la apasionante aventura de ser padres es esencial la calma.  Muchos padres creen que hay que saberlo todo. Creen que para la crianza de sus hijos necesitan un libro de instrucciones, que nadie les enseña a ser padres.  El secreto no está en saberlo todo, ni en contar con instrucciones, ni tan siquiera en disponer de un maestro que enseñe lo esencial.  Para una crianza emocionalmente saludable hay que aprender a tener calma.  Sólo con la calma podremos escuchar, perseverar y confiar en nuestros propios recursos.  Si hay calma, ante un comportamiento inadecuado seremos capaces de darnos el tiempo necesario para actuar de la manera más óptima.  Y, para ello nos será de utilidad aplicar 3 pasos.

LA TÉCNICA DE LOS 3 PASOS:

PRIMER PASO

Calmarte para calmar.  Sin calma todo se ve catastrófico. Con calma cualquier situación por muy catastrófica que sea, puede parecer hasta incluso divertida.  Los bebés cuando siente necesitad de algo, tiene que ser TODO y YA.  Si un bebé no obtiene inmediatamente lo que necesita y desea, su mente aún inmadura le dice que no lo tendrá nunca.  Sois lo más importante para vuestro bebé, el referente principal, su modelo.  Hay que transmitir calma y enseñarle lo importante que es calmarse. ¿Cómo calmar a un niño que llora, grita, da patadas, actúa de manera descontrolada?  Es un niño, tenemos más recursos, más fuerza que él, así que en cada caso encontraremos la manera.  Podemos abrazarle, susurrarle, canturrear una melodía amorosa. Si la situación es violenta ¡hay que pararla lo antes posible y no permitir que se desespere!  A veces, los papás os sentís tan cansados, tan derrotados que dejáis que vuestro peque se las apañe sólo. Si lo hacéis seguramente lo conseguirá, nada dura eternamente, todo tiene un final, incluso las rabietas. Pero si lo hacéis, perderéis la magnífica oportunidad de vivir con él una experiencia de aprendizaje y completar los 3 pasos para una crianza emocionalmente saludable.

SEGUNDO PASO

Empatizar para que se sienta comprendido y aprenda el significado de su malestar.  Si ya has conseguido que se calme, ahora está en condiciones de escucharte y lo hará aunque sea muy pequeño y aún no hable. ¿Sabes por qué?  Los bebés necesitan aprender. Aprender para entender el mundo que le rodea y adaptarse a él.  Aprender para desarrollar todas las capacidades que trae programadas para convertirse en un adulto maduro y feliz.  Mírale a los ojos y hazle saber que comprendes lo que le pasa.  Sabes más que él así que no le preguntes, respóndele.  Los niños no están preparados para saber los porqués de las cosas.  Pon a funcionar tu intuición, tus sentidos: observa, escucha, presta atención a lo que te dice tu corazón.  Confía en tu intuición y sobre todo ¡date tiempo! A veces,  los peques nos lo ponen difícil así que… si no sabes cuál es la causa que produce su malestar, dile que ya sabes que se siente terriblemente mal y que estás ahí para averiguarlo. Pídele que te dé tiempo.  Díselo con seguridad.  Haciéndolo le estás enseñando a confiar en ti, a sentirse comprendido, a crear un vínculo genuino entre tú y él.  Y, sobre todo a aprender de sus propias emociones.  Ahora ya estáis ambos preparados para el último paso.

TERCER PASO

Dar alternativas para aprender.  La experiencia de un bebé de tener a papá y a mamá que calma, que pone significado a lo que pasa, es una experiencia extraordinaria.  Contribuye a crear confianza en los demás y en uno mismo.  Es el principio de la autoestima.  Pero… ¡no es suficiente!  Hay que dar un paso más, hay que aprender a avanzar, a crear, a saber que siempre hay una solución a nuestras necesidades. Y si no la hay, contamos con la capacidad de crearla.  Los bebés son unos genios increíbles, sólo necesitan un poquito de ayuda y ahí están las alternativas que podemos ofrecerles. Puedes enseñarle cómo encontrar respuestas, facilitarle cómo manipular los juguetes, ayudarle a descubrir un montón de imágenes, sonidos, texturas, a probar otras maneras de obtener aquello que quiere conseguir. ¡Adelante!

1 calmar, 2 poner significado, 3 dar alternativas

ingrf_3_pasos

Puedes descargarte esta en este enlace infografia_3_pasos