¿En qué consiste?

 

En un modelo de intervención personalizado

Cada situación requiere un cuidado único.  Cada niño, cada familia tiene su propia historia y por ello la actuación ha de ser personal. Para cada caso, se elaboran materiales y estrategias específicas que sirven a los padres para solucionar las dificultades concretas de su hijo, de su hija.

 

Que plantea un abordaje flexible

Todo comportamiento se presenta en un lugar determinado, en un momento cualquiera del día y en cualquier día de la semana.  En KASH-LUMN Family Care sabemos la importancia de intervenir in situ, ello es básico para garantizar el éxito de la intervención.  Un abordaje flexible, es un abordaje 24/7: las 24 horas del día, los 7 días de la semana (incluidos fines de semana y festivos).

La adaptación a los horarios y rutinas familiares es unas de las características que diferencian el Servicio Psicológico Domiciliario del resto de modelos de intervención psicológica infantil.

 

 ¿Por qué decimos que es eficiente?

Principalmente, por ser una intervención que garantiza resultados con un límite de duración y de coste.  Al actuar directamente sobre las dificultades, en el lugar y en el momento que se producen, el tiempo de intervención se reduce.  En intervenciones con niños menores de 9 años, se pueden garantizar resultados duraderos en un máximo de cinco visitas.

Después de una primera visita de valoración, se hace un proyecto de intervención en el que se indica el número de visitas y el coste de todo el proceso, que en ningún caso supera los 400€.  En este precio se incluye el material necesario y el seguimiento posterior a través de correo electrónico.