Iniciamos nuestra propia aventura con esta entrada dedicada a qué supone ser padres en este contexto actual.

Un contexto difícil pero al mismo tiempo apasionante. El objetivo de nuestros post es aproximarte a la apasionante aventura de ser padres, desde la sencillez y la dificultad pero siempre con la intención de ayudarte a “escuchar a los niños” y poder descubrir que emociones se esconden tras sus comportamientos.

 

Vivimos un periodo difícil en que la sociedad del bienestar se está poniendo a prueba. Como padres, tenemos la responsabilidad de dar a nuestros hijos aquello que necesitan, pero quizás en los últimos tiempos hemos creído que lo que necesitan tiene que ver con lo que podemos comprar/pagar con dinero.

Más y mejores juguetes, más y mejores actividades extraescolares, más y mejores experiencias de todo tipo (películas de cine, conciertos, talleres, espectáculos,…)

¿Qué pasa en estos momentos en que muchas familias están padeciendo importantes dificultades económicas?

¿Cómo afecta esta crisis en nuestros hijos? ¿Les habéis preguntado qué piensan de la crisis?  Hacedlo y veréis como, seguramente, os responden que la crisis es que no hay tiempo para jugar, que no pueden más con todos los deberes que les ponen en la escuela, que los adultos no los dejan moverse, ni hablar, que los padres no son felices y que ya están hartos porque… ¡no hay para tanto!

Desde la psicología del desarrollo sabemos que la necesidad principal de los hijos no es otra que la de disfrutar de unos padres que estén atentos, que escuchen con pasión las ansiedades de los pequeños y mantengan una actitud amorosa ante sus necesidades.

Nuestros hijos no necesitan los mejores juguetes, ni necesitan cargarse con multitud de actividades extraescolares, ni siquiera estimularse, continuamente, con infinidad de experiencias. Nuestros hijos necesitan unos padres que les escuchen y comprendan sus emociones y lo hagan desde su propia emoción. Unos padres que sean capaces de hablarles y transmitirles significado a lo que les pasa.

Sólo así, conseguiremos que el crecimiento de nuestros pequeños se desarrolle en condiciones inigualables.

 

Guardar