El pasado mes de octubre, la Tienda / Taller de Ropa de Niños y Complementos de Mujer Kiss and Cakes nos proponía que les contestáramos a unas preguntas para incluir en su Blog.  Lo que más nos gustó de su propuesta fue el tono directo y práctico sobre temas de educación y comportamiento infantil.  Desde KASH-LUMN Family Care, día a día trabajamos para que la aventura de ser padres sea una tarea apasionante y por ello la crianza de los hijos se realice disfrutando y aprendiendo de la experiencia, por ello hablar con Kiss and Cakes sobre el miedo, la tristeza, la autoestima, los celos… fue todo un placer.

También hablamos de los “métodos” para dormir y de la controversia entre los postulados de Carlos González y Eduard Estivill.

En KASH-LUMN Family Care sabemos que los métodos “mágicos” no existen y sólo sirven para calmar las ansiedades de los padres porque la verdadera magia es la que construyen los padres hacia sus hijos a través de un vínculo amoroso y seguro.  Así, el modelo psicológico de intervención de KASH-LUMN Family Care tiene como foco de trabajo la relación entre los padres y los hijos en los primeros años de vida, dando importancia a su salud emocional.

Damos las gracias a Kiss and Cakes por haberlo expresado tan bien en su titular:

“¿Estivill o González? El mejor método es el que sale del corazón de un padre”


¿Eres de Eduard Estivill, de Carlos González o de ambos?, ¿De “Duérmete niño o de “Bésame mucho”?

Soy de los padres.  Cada peque, cada familia, cada situación son únicas y cómo únicas se han de abordar.  Hay padres que han podido descansar aplicando el método del “Duérmete niño” y otros que se sienten cómodos con el “Bésame mucho”.  Desde mi punto de vista el mejor método es el que sale del corazón de un padre.  Hay que escuchar al propio instinto y estar atento para conocer las necesidades de los hijos y nadie conoce mejor a sus hijos que los propios padres.  Los niños necesitan la seguridad de los padres por ello cuando se actúa con firmeza y convicción sea desde dónde sea funciona, es la verdadera fórmula mágica.

Algunos padres se preguntan por qué su niño no es feliz si lo tiene todo. ¿Nos puedes contar el caso de Noa?

Claro, la felicidad no consiste en tenerlo todo sino en adquirir un estado interno que permita sentirnos tranquilos y seguros.  Si acostumbramos a los niños, como en el caso de Noa, a que obtengan todos sus deseos no contribuiremos a que aprendan a valorarlos ni a que desarrollen recursos propios ante las adversidades.  Los padres de Noa no soportaban ningún tipo de malestar en su hija por lo que desde pequeñita satisfacían todos sus caprichos.  Con su conducta no permitieron que Noa pudiera aprender a esforzarse y a sentirse orgullosa de sus logros, tampoco favorecieron estrategias sanas ante la frustración por lo que ante cualquier infortunio Noa respondía refunfuñando y con insatisfacción.

¿Cuál es la mejor manera de tratar a un niño que acaba de tener un hermanito?, ¿nos cuentas el caso de Pablito?

Pablito era el nombre que Pablo quería ponerle a su hermanito cuando supo que venía de camino, no podía imaginar ningún otro nombre que el de sí mismo.  Como padres no sólo hemos de tolerar los celos de nuestro hijo mayor sino que hemos de saber que es un signo de una buena salud emocional.  Hay que hablar de su malestar y hacerle saber que entendemos como se siente.  Es conveniente involucrarle en la nueva situación y también reservar un espacio para que él se siga sintiendo importante.  El nacimiento de un hermano es una valiosa oportunidad para aprender a compartir y, ayudar a los hijos en ese aprendizaje, una experiencia llena de aventuras.

¿Cómo explicarle a un niño que alguien a quien quiere ha muerto?

Con naturalidad y permitiendo que afloren los sentimientos asociados a la pérdida.  La muerte suele ser un tema tabú con los niños pero están más preparados para aceptarla de lo que pensamos.  Según nuestras creencias utilizaremos unas u otras palabras para explicar que ese alguien a quien quiere tanto se ha ido para no volver.  Además, nadie se va del todo, siguen viviendo en nuestros recuerdos y fomentar la capacidad de rememorar y sentir amor hacia ello es una magnífica lección de vida.

Nadie quiere que su hijo sufra mobbing. Pero quizás sea todavía peor ser el padre de un niño acosador. Imagino que los padres se deben preguntar una y otra vez qué hicieron mal. ¿Hicieron algo mal?

Hacer lo que se puede es mucho y no conozco a ningún padre que al menos no lo intente.  Un niño que acosa suele ser un niño con una baja autoestima que ha desarrollado un falso yo.  Los primeros enfados están asociados a sensaciones de impotencia, ante una situación que no consigo tener éxito me enfado.  Si no se ayuda al niño a que desarrolle capacidades de superación o a que acepte sus límites lo más probable es que desarrolle defensas de autoprotección fantaseando una fortaleza que no existe.  Siempre hay tiempo para que unos padres actúen adecuadamente sólo hay que ponerse manos a la obra.

Nos puedes contar algún otro caso de algún niño con el que hayas trabajado y que te haya impactado especialmente. ¿Cuál era su problema y qué solución le diste?

Cuando llego por primera vez a un domicilio suelo explicarles a los niños (tengan la edad que tengan) quién soy, por qué he venido y pregunto si creen que lo necesitan.  Siempre me impacta cómo abren los ojos y en algunos casos cómo me cogen de la mano para enseñarme sus cosas.  No hay casos especiales porque todos son únicos, en general me reciben padres angustiados que no saben cómo hacer frente a situaciones que les desbordan. Escuchar atentamente, tranquilizarlos, ayudarles a visualizar otras maneras de actuar es el primer paso para dar con la solución.

¿Cómo ayuda tu modelo de intervención psicológica, el KASH-LUMN Family Care, a un niño?

KASH-LUMN Family Care ayuda a los padres a comprender el comportamiento de lo hijos desde los 0 hasta los 9 años.  En los primeros años de vida las emociones son la base de los aprendizajes infantiles y por ello cualquier tipo de comportamiento nos está expresando una emoción.  Los niños, para desarrollar sus capacidades y crecer, necesitan que entendamos como se sienten y que respondamos adecuadamente a sus necesidades.

¿En qué situaciones es recomendable acudir a ti?

Siempre que haya un inquietud en los padres respecto al comportamiento de los hijos.  En general, las demandas más frecuentes tienen que ver con dificultades para dormir, miedos, rabietas, hiperactividad… pero cualquier preocupación o interés por la salud emocional infantil puede ser motivo de consulta.

¿Qué diferencia tu modelo de una terapia psicológica convencional?

KASH-LUMN Family Care interviene en el momento y lugar en que se produce la situación motivo de consulta.  Por ello, son los propios padres los que introducen nuevos recursos para entender y responder adecuadamente ante el comportamiento de los hijos.  De esta manera, los resultados son visibles en un máximo de cinco visitas.  Para poder garantizarlo, hay una visita inicial gratuita para conocernos y en la que realizo una valoración de la situación y explico la metodología con la que trabajo.

Dices que los niños tienen ocho emociones primarias, que son el miedo, el enfado, la tristeza, la ira, la sorpresa, la alegría, la esperanza y la aceptación. ¿De qué forma se combinan para que el niño crezca feliz?

Las emociones primarias forman parte del bagaje innato con el que nacemos y son la base del aprendizaje y desarrollo infantil.  Sin esas emociones no sería posible desarrollar capacidades como la curiosidad, la confianza en uno mismo y en los demás, la tolerancia a la frustración, la paciencia, etc.  Además es importante saber que cada una de esas emociones nos da la oportunidad de equilibrar capacidades contrapuestas, por ejemplo, el miedo nos da la oportunidad de aprender a enfrentarnos a lo desconocido con prudencia y con valentía.  Cuidar de las emociones y permitir que actúen cómo guía ante los aconteceres de la vida es el camino para crecer feliz.

Y aquí tenéis el enlace por si queréis acceder al documento original.  Gracias de nuevo Kiss and Cakes.

“¿Estivill o González? El mejor método es el que sale del corazón de un padre”