Con esta entrada, celebramos el Día Mundial de las Legumbres. Lo hacemos proponiendo recetas divertidas que ayuden a resolver algunos de los problemas con el que muchas mamás se encuentran para que sus peques coman.

El 2016 fue declarado por la OMS (Resolución A/RES/68/231) como el Año Internacional de las Legumbres, por considerarse alimentos con su alto valor nutritivo. Desde entonces, cada 10 de febrero se celebra el Día Mundial de las Legumbres.

Muchas son las consultas que la psicología infantil atiende referidas a la alimentación de los más peques. En concreto a conductas de oposición por no querer comer,  aversión a determinados alimentos o falta de adquisición de hábitos saludables.

#DiaMundialDeLasLegumbresJunto a SHAL (Sharing Healthy Active Lifestyles), en KASH-LUMN Family Care hemos participado y liderado proyectos de promoción de la salud infantil como el Programa Thao o, más recientemente la Iniciativa EMSI “Ens Movem per la Salut Infantil”.

En concreto y a propósito de la celebración de las Legumbres realizamos talleres para visibilizar y aportar recursos con los que mejorar la conducta infantil hacia la ingestión de alimentos.

Según la OCU (Organización Consumidores y Usuarios) en un artículo publicado hace justo un año, animaba al consumo de legumbres con datos tan curiosos como que su producción se remonta a 7000-8000 años a.C., bajo en grasas y azúcares por lo que no engorda, sostenible ya que la huella medioambiental que deja es mucho menor que la de otros alimentos y altamente versátiles para su preparación.

Las legumbres en los niños se pueden introducir al inicio de la alimentación complementaria y son recomendadas por pediatras y nutricionistas como un alimento esencial en la dieta infantil por lo que deben estar presentes de 2 a 4 veces a la semana. Así, pueden ingerir legumbres cocidas a partir de los 6 meses aunque si se las ofrecemos sin triturar, deberemos quitarles la piel para evitar que se atraganten.

La gran variedad de legumbres así como su versatilidad a la hora de cocinarlas, nos ofrecen enorme posibilidades para que sean un alimento apetecible para los peques. Sabemos bien que en niños “malcomedores” la vista juega un papel primordial, un plato excesivamente grande, muy lleno o aburrido puede influir negativamente en esa curiosidad que siempre es necesaria para perder el miedo a lo desconocido.

La neofobia, entendida como el miedo a probar nuevos alimentos, forma parte del desarrollo infantil y la adquisición de hábitos alimentarios saludables. Presentar les platos divertidos, permitir que coman con las manos, despertar les la curiosidad, son actitudes preferentes para ayudarles a comer más y mejor.

La imagen que ilustra esta publicación, pertenece a la Receta de Lentejas para Niños de la web Recetas Gratis publicada por María Angélica Manrique a quién recomiendo sigáis.  Me ha parecido que era una buena ocasión para celebra este año el #DíaMundialdelasLegumbre con una receta divertida para los peques. A continuación, reproduzco  los ingredientes y pasos a seguir de la receta de María a la que he adaptado las cantidades recomendadas para una ración de un peque de 3 años:

Ingredientes:

  • 30 gramos de arroz integral.
  • 50 gramos de lentejas.
  • ¼ de cebolla picada.
  • 1 tomate pequeño rayado.
  • 1 trocito de pimiento rojo cortado a daditos pequeños.
  • sal, pimienta, aceite de oliva.
  • Para decorar: ½ huevo cocido cortado en 4 rodajas, una aceituna negra sin hueso, una rajita de zanahoria, una ramita de perejil.

Pasos a Seguir:

  1. Pon en remojo las lentejas el día anterior y también puedes cocer el huevo durante 10 minutos y así reservarlo para el día siguiente.
  2. Cuece el arroz a fuego medio con el doble de agua y una pizca de sal hasta que absorba todo el líquido.
  3. Rehoga en una cazuela la cebolla, el tomate y los daditos de pimiento con una cucharada de aceite, salpimienta a tu gusto. Una vez pasados unos 6 minutos, añade las lentejas escurridas. Cubre con agua y deja cocer a fuego medio con la cazuela tapada 30 minutos más.
  4. Monta el plato poniendo en el centro el arroz y alrededor las lentejas.
  5. Decora el plato tal como se ve en la imagen de cabecera. Empieza poniendo las rodajas de huevo para las orejas (las dos más grandes) y para los ojos (las dos más pequeñas). Con la aceituna negra puedes hacer la nariz y con la ramita de perejil puedes formar la boca y darle un gesto simpático. A los ojos y ya solo quedará utilizar la rajita de zanahoria para la lengua.

RECUERDA, ofrecer y hasta incluso hacerle participar a los peques en la elaboración de una receta divertida. Te ayudará a que esos problemas a la hora de las comidas disminuyan. En KASH-LUMN Family Care nos puedes hacer una consulta gratuita a través del servicio Kashy-RESPONDE.

Dia-Mundial-de-las-legumbres

Además, en nuestro propósito de ayudar a las familys con material personalizado, tenemos a tu disposición a nuestro Dragón Comelotodo. Pertenece a la colección de Cuentos Dragoninos que permiten recursos lúdicos con los que mejorar los comportamientos infantiles. Hemos incorporado también el cuento (versión sólo en catalán) de “Les aventures de 3 amics molt trapelles” en caso que formes partes de un colectivo con los que crear un Taller muy especial.
Dia-Internacional-de-las-Legumbres

¡Espero que triunfes y si no es así, contáctame y te ayudo!